El secretario de Finanzas, Luis Caputo, ingresó a la oficina del facilitador, ubicada en Mahattan, donde le presentará la propuesta argentina para resolver el conflicto con los holdauts. El monto de deuda que está en discusión superaría los $10 mil millones.
El secretario de Finanzas, Luis Caputo, ingresó a la oficina del mediador Daniel Pollack, para avanzar en las negociaciones que permitan destrabar el conflicto con los fondos buitre.

La reunión se desarrolla en las oficinas de Pollack ubicadas en 245 Park Avenue de Manhattan, Nueva York, y se espera que en los encuentros que se realizarán entre este lunes y mates la Argentina presente una propuesta de negociación a los fondos buitre, para resolver la situación de la deuda en default.

La presentación argentina había sido originalmente pautada para la semana del 25 de enero, pero a solicitud de los bonistas en default fue retrasada siete días más alegando "problemas de logística".

Ante de este encuentro, el presidente Mauricio Macri reiteró que el gobierno está "preparado para conformar un acuerdo" y afirmó además que está "comprometido con encontrar lo antes posible la forma para un acuerdo que sea balanceado para las dos partes".

"Esperamos que la otra parte también se comprometa", dijo el mandatario tras conocerse el cambio de fecha para la presentación de la propuesta, que ya tiene definida una oferta para los fondos buitre y para los demás holdouts que intervienen en el caso.