"Estoy completamente avergonzado de lo que vi y de lo que hice". Nicolás Mazzola, uno de los principales protagonistas de la batalla campal con la que finalizó el clásico platense, rompió el silencio y se refirió al accionar de sus compañeros en la gresca.
"No quise asesinar a Andújar, estoy completamente avergonzado de lo que hice. Los clásicos se juegan cada vez más fuerte y se nos fue la mano", detalló el delantero en diálogo con TyC Sports.

Mazzola fue uno de los jugadores más violentos en la terrible pelea, ya que se lo vio pegando trompadas y hasta patadas en el piso a Mariano Andújar, arquero de Estudiantes de La Plata. Al respecto, el jugador intentó llevar calma y se mostró arrepentido: "Si lo tuviera enfrente a Andújar ahora le pediría perdón", aseguró.

Batalla campal entre Estudiantes y Gimnasia
Sorpresivamente, el propio Andújar también salió en vía telefónica y se produjo el esperado cruce entre el arquero y el delantero. "Como dijo Nico, fue un momento de extrema calentura. La verdad que tengo mucha tristeza porque es un clásico lindo que no se merece terminar así", comenzó Andújar.

"Tenemos gente en común que nos conoce y sabemos que ninguno de los dos es así, está todo bien, Nico", prosiguió el arquero, quien además aseguró que: "Me mato si lastimo a alguien".

"Pido disculpas a toda la gente que vio el partido y terminó viendo algo que no es ejemplo de nada", concluyó Andújar.