El avión Hércules C-130 de la Fuerza Aérea que se había declarado en emergencia cuando regresaba de la Antártida, aterrizó este lunes "sin inconvenientes" en el aeropuerto de Río Gallegos, en la provincia de Santa Cruz.
La aeronave con 33 personas a bordo tocó tierra después de realizar varias maniobras de seguridad, en las que se confirmó la rotura de la tapa derecha del tren de aterrizaje, lo que no le impidió completar el aterrizaje, dijeron las fuentes.

El avión había partido del mismo aeropuerto con destino a la base chilena Frei, pero al detectarse el inconveniente mecánico decidió regresar.