Diferentes dirigentes gremiales consultados por ambito.com, se manifestaron en rechazo de las declaraciones del viceministro de Trabajo, Ezequiel Sabor. Los sindicalistas coincidieron en que el monto para las paritarias de este 2016 debe superar lo propuesto por el Estado (entre el 20% al 26%), y sostuvieron que será necesaria una reapertura de las negociaciones a mitad de año.
Este lunes, Sabor dijo en declaraciones a Radio 10: "La expectativa es que los gremios puedan acompañar la expectativa inflacionaria que marca el nuevo equipo económico, entre el 20% y el 26%".

En este marco, el funcionario nacional no rechazó la posibilidad de firmar partidarias semestrales, que tenga un alcance hasta la mitad de año. "Se va demostrando cómo cae la inflación a lo largo del año y se puede ajustar con otro número", aclaró.

Ante estas declaraciones, el titular de la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la provincia de Buenos Aires (CICOP), Fernando Corsiglia, anunció que pedirá 40% y no descartó acoplarse a la posibilidad de negociar casa seis meses. "Pedimos ser convocados a la partidaria general del sector, pautada para el 3 de febrero, además de la propia. En base a las discusiones que tuvimos y el congreso realizado la semana pasada pediremos un 40% de aumento", detalló el sindicalista en diálogo con este medio.

Por su parte, José Pepe Peralta, secretario general de la CTA Autónoma de Capital, manifestó que las palabras de Sabor son "una provocación, un absurdo". "También lo son las del ministro de Economía y Hacienda, Alfonso Prat Gay, que propone intercambiar salarios por empleos", agregó en referencia a lo dicho por el funcionario semanas atrás en conferencia de prensa.

Seguí leyendo en ambito.com