La modelo es madre de Mateo y Rocco, fruto de su relación con el empresario Claudio Contardi, y la familia entera disfrutó de un mes entero en la costa argentina.

Julieta Prandi demostró que con 34 años sigue teniendo una figura envidiable y las mejores marcas la siguen eligiendo para que sea la cara y también para posar y desfilar en las pasarelas argentinas.

Madre de dos hijos Mateo y Rocco, fruto de su relación con el empresario Claudio Contardi, la modelo y su familia se instalaron en Pinamar durante todo enero ya que allí tienen un emprendimiento gastronómico.

Además, tuvo tiempo de posar para una marca de trajes de baños en las playas de la costa argentina.

Seguí leyendo esta nota en RatingCero.com y mirá las totos.