El animal además hirió de gravedad a su cuidador al reaccionar de forma violenta durante un paseo en la isla de Samui, un popular destino turístico del sur del país asiático.
El incidente ocurrió ayer por la tarde cuando el cuidador bajó del elefante para tomar una fotografía de la víctima, de 37 años, que estaba montado en el animal junto a su hija de 16, dijo un vocero de la policía de Samui.

El paquidermo, que según testigos se había mostrado alterado minutos antes, golpeó con la trompa al cuidador y le clavó un colmillo en el pecho antes de perder el control y hacer caer al suelo a los dos turistas.

Luego, el animal se abalanzó sobre el británico, al que pisoteó y clavo un colmillo provocándole la muerte de forma instantánea, para después salir corriendo hacia la selva.

El cuidador y la menor, que sufrió heridas leves en la caída, fueron ingresados en hospitales de Samui.
Según la policía, el animal de 13 años se encontraba en celo, lo que explicaría su comportamiento inusual que, antes del incidente, obligó al cuidador a golpearle para lograr que obedeciera.