El Jefe de Gabinete se refirió en conferencia de prensa a la presunta represión por parte de Gendarmería contra una murga en el Bajo Flores. "Nos preocupa la información y estamos colaborando con la Justicia", aseguró.
El gobierno nacional contradijo este martes al fiscal Miguel Palazzani, que se encuentra investigando la supuesta represión a una murga en la villa 1-11-14 donde resultaron heridos varios vecinos, entre ellos niños.

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, aseguró que dos agentes de Gendarmería resultaron heridos en el hecho ocurrido el viernes por la noche en esa villa del Bajo Flores.

"Sí, por supuesto que nos preocupa la información", indicó el jefe de Gabinete y remarcó que desde el Gobierno están "colaborando con la Justicia" tras la denuncia de que gendarmes reprimieron a una murga con balas de goma, y en un caso de plomo, durante un procedimiento para secuestrar cuatro autos "robados".

Al respecto, el funcionario indicó que "está ese hecho y (el de) dos gendarmes heridos de bala en el mismo operativo".

Antes, el fiscal Palazzani había dicho que "no hay elementos que indiquen que las personas agredidas tuvieran armas" en el momento de los incidentes que terminó con varias personas heridas, entre ellas menores de edad.