Una anciana fue hallada degollada en su domicilio del barrio porteño de Villa Lugano y si bien en un principio se pensó que podía ser un homicidio en ocasión de robo, por el caso terminó detenido su nieto de 25 años con problemas psiquiátricos, quien le dijo a la Policía que escuchaba "voces del más allá" que le ordenaron matar a su abuela.
Fuentes policiales informaron Télam que el hecho ocurrió el lunes alrededor de las 16 cuando la comisaría 48va. fue convocada a un domicilio del 5to. "D" del edificio 43, de unos monoblocks ubicados en la calle Dr. José I. de la Rosa al 7000 del mencionado barrio del sur de la Capital Federal.

El llamado al 911 advertía que podía haber un robo en curso en el lugar, pero cuando los policías llegaron al lugar, fueron atendidos por un joven identificado como Matías Sebastián Cantón (25), quien permitió el ingreso de los efectivos al domicilio.

En uno de los dormitorios del departamento, la Policía halló degollada en la cama a Norma Fiasche (80), la abuela de Cantón.

"El chico no supo dar explicaciones, tenía serias contradicciones y la versión del robo no se correspondía con lo que vimos en el departamento", dijo a Télam un jefe policial que participa de la pesquisa.

Los efectivos de la comisaría 48va. también detectaron que en el departamento había huellas de pisadas ensangrentadas y otras manchas hemáticas que se dirigían del dormitorio donde yacía la víctima hasta la cocina.

Siempre según lo revelado por las fuentes, debajo de la pileta de la cocina fueron hallados dos cuchillas de grandes dimensiones que a pesar de haber sido lavadas, aún presentaban manchas de sangre.

Embed
Cantón pasó a ser el principal sospechoso del homicidio de su abuela y si bien no tiene ningún valor judicial, realizó ante los investigadores policiales una confesión cuando, según contó a Télam uno de los investigadores, les dijo que escuchaba "voces del más allá que le ordenaban matar a su abuela".

Cantón quedó detenido e imputado por el homicidio a disposición del Juzgado Nacional en lo Criminal de Instrucción 25, a cargo de la jueza Fabiana Palmaghini, la misma que ahora investiga la muerte del fiscal Alberto Nisman.

En el departamento, la Policía encontró documentación que acredita que Cantón es un paciente psiquiátrico, razón por la cual si ahora las pericias determinan que no comprende la criminalidad de sus actos, podría ser declarado inimputable.

Por el momento, la jueza Palmaghini ordenó que Cantón sea internado en el área psiquiátrica del Hospital Santojani con custodia policial.