Un cachorro de puma de cinco meses fue entregado a la Policía Ambiental de Córdoba por una familia que lo había criado desde que lo encontró, cuando era un recién nacido, en medio de un campo en la localidad de El Arañado.
El director de la Policía Ambiental, Adrián Rinaudo, señaló que "se trata de un animal joven, un cachorro que fue entregado voluntariamente por sus dueños", que viven a 142 kilómetros al este de la ciudad de Córdoba.

La familia "se comunicó con Policía Ambiental manifestando que había encontrado al animal en el campo y lo tenían desde recién nacido", expresó Rinaudo.

puma córdoba (1).jpg
Personal de Policía Ambiental estimó que el animal tiene cinco meses y se encuentra en buen estado de salud.

Rinaudo explicó que el felino será evaluado sanitariamente en la dirección de Fauna de la Secretaría de Ambient
e, donde se dispondrá del lugar para ser derivado y reinsertado en su hábitat natural.

El director de la Policía Ambiental reiteró que está prohibido el mascotismo de este tipo de animales, que deben vivir en su entorno natural con otros de su especie.