A través de un análisis de ADN, los peritos determinaron que los anteojos encontrados en el lugar del enfrentamiento pertenecían al hermano menor de los Lanatta.

Un informe genético confirmó que Cristian Lanatta, uno de los condenados por el triple crimen de General Rodríguez que se fugó de la cárcel, participó del tiroteo en la localidad en Ranchos, donde resultaron heridos dos gendarmes.

Tras el enfrentamiento, en el lugar quedó un par de anteojos que fueron sometidos a un ADN, que determinó que pertenecen al menor de los hermanos Lanatta. Así lo informó el canal de noticias C5N.