Lo admitió el secretario de Control de Fuerzas de Seguridad provincial, David Reniero. "Una persona con adicciones no puede ser agente público de seguridad", señaló luego de 15 policías fueran detenidos sospechados de "plantar" droga en una causa.
El secretario de Control de Fuerzas de Seguridad de Santa Fe, David Reniero, admitió que analizan formalmente la posibilidad de que policías sean sometidos a rinoscopias, estudio que permite determinar si una persona consume cocaína.

En declaraciones a Cadena 3, el funcionario provincial consideró que "una persona con adicciones no puede ser agente público de seguridad". Sus declaraciones surgen luego de fueran detenidos quince policías por un asesinato y posterior encubrimiento. En el vehículo que circulaba la víctima había cocaína y marihuana.

El funcionario santafesino indicó que se trata de un tema "que viene en agenda" desde hace tiempo e incluso comentó que "hay proyectos de otros jefes de policía anteriores".

Reniero explicó que la adicción provoca una "desvirtuación del trabajo" y que en el caso particular de los policías, "los dejan en una situación complicada".

Vale aclarar que el funcionario también dijo que no sólo estudian la posibilidad de determinar si un agente es adicto o no, "sino que se intenta buscar un acompañamiento para estas personas que transitan por un proceso que no es nada fácil".