El diputado Juan Cabandié matizó los rumores de ruptura en el seno del bloque del Frente para la Victoria en la Cámara Baja y evitó dar su opinión sobre esa posibilidad. Sin desmentirlo de manera tajante se limitó a decir que si en caso de que se produzcan alejamientos, esos legisladores deberán "brindar explicaciones".
El diputado nacional Juan Cabandié desmintió este viernes, aunque de manera muy poco convincente, que el bloque del Frente para la Victoria en la Cámara Baja se vaya a quebrar. Al salir de la reunión convocada por el jefe del bloque, Héctor Recalde, justamente para intentar mantener la unidad.

"Ningún integrante del bloque pidió formalmente desvincularse por eso no vamos a emitir ninguna opinión" aseguró Cabandié quien evitó así pronunciarse acerca de lo que hasta el momento era un secreto a voces: el bloque del FPV se quebró.

De hecho defendió con muy poco énfasis la posibilidad de que el bloque se mantuviera unido y se limitó a indicar que "si algún diputado tiene pensado no seguir perteneciendo al bloque del Frente para la Victoria será él el que tendrá que dar explicaciones".

Trató de bajarle además el tono de la reunión convocada por Recalde, cuyo principal objetivo era contener a todos los sectores del bloque y evitar así su fractura y aseguró que durante el encuentro se habló de las iniciativas parlamentarias para este año, de la represión a chicos de la villa 1-11-14, de los tarifazos, el ajuste y los despidos en el Estado.

Acerca del impacto que la fractura generaría en el bloque se limitó a indicar que "el bloque oficialista tampoco tiene quórum propio" y cargó contra Sergio Massa y sus diputados al indicar que "el bloque de Massa, más que opositor pasó a ser un oficialista crítico que además en los últimos tiempos dejó de ser crítico para pasar a ser directamente oficialista".