Desde el bloque que comanda Héctor Recalde en la Cámara Baja coincidieron en destacar que el FPV sigue siendo la primera minoría en Diputados y advirtieron que la decisión de los legisladores que abandonaron ese espacio son "funcionales" al macrismo.
Los esfuerzos de Héctor Recalde por contener a todos los sectores que componen el Frente para la Victoria no prosperaron y tal como se preveía, el bloque del kirchnerismo en Diputados se fracturó finalmente este miércoles. En total 12 legisladores, comandados por Diego Bossio y los diputados que responden al gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, resolvieron abandonar el bloque comandado por Recalde para pasar a formar uno nuevo, junto a peronistas disidentes y ex massistas. El nuevo espacio en la Cámara baja tendría cerca de una veintena de integrantes y se denominará Bloque Justicialista.

Desde el kirchnerismo salieron rápidamente a resistir la estocada y minimizaron el impacto de la fractura. En ese sentido el propio Recalde que vio naufragar sus intentos por mantener la unidad del bloque aseguró que "la salida de 12 diputados no debilita al Frente para la Victoria".

"Seguimos siendo la primera minoría" insistió y advirtió que la defección de una docena de legisladores "no es la dimensión de una fractura".

Por su parte la diputada Juliana Di Tullio calificó la escisión del bloque y la decisión de un grupo de legisladores comandado por Bossio de conformar su propio espacio político como de "una pésima noticia para el pueblo argentino".

"No me parece bueno para quienes representamos al 49 por ciento que no votó a este gobierno. La gente nos pide que los representemos. Es una pésima noticia para el pueblo argentino", sostuvo Di Tullio y recordó que la ex presidenta Cristina Kirchner pidió a los dirigentes del FpV dejar "las mezquindades propias de lado, parece que Diego Bossio no la escuchó".

"Seguimos siendo la primera minoría" insistió y concluyó: "El que se va sin que lo echen vuelve sin que lo llamen".

En tanto el diputado y ex ministro de Planificación Federal, Julio De Vido aseguró que la decisión de los legisladores que dejaron el bloque "es un grave error y son funcionales al macrismo".

Consideró que a pesar de la fractura del bloque en ese espacio seguirán "manteniendo las mismas posiciones que hemos mantenido hasta ahora. Estamos muy firmes en nuestras convicciones" y advirtió que están más preocupados por el impacto popular de las medidas impulsadas por Mauricio Macri desde que llegó a la presidencia que por la fuga de diputados.