Solamente un 22% de los consultados por la consultora Ibarómetro se manifestó en contra de la decisión de la actriz, mientras que un 13% expresó no tener una postura definida sobre el tema.

A raíz del debate desatado en torno a la decisión de la actriz Juana Repetto de recurrir al método de inseminación asistida de un donante de esperma para ser madre, la consultora Ibarómetro realizó un estudio para conocer cuál es la opinión y posición de los argentinos en relación a los nuevos modelos de familia que conviven hoy en nuestra sociedad.

En relación a la decisión tomada por Juana, el 65% de los encuestados se pronunció a favor (apoyo que asciende al 70% entre los más jóvenes y al 73% entre quienes cuentan con estudios universitarios). Solamente un 22% de los consultados se manifestó en contra de la decisión mientras que un 13% expresó no tener una postura definida sobre el tema.

La encuesta también indagó sobre los modelos de hogar y familiar que los argentinos consideran ideales o más convenientes. Al respecto, el 55% de los encuestados sostiene que no resulta fundamental la presencia de padre y madre para asegurar una buena crianza de un niño. En contraposición, un 41% de los consultados, se pronunció a favor del modelo familiar tradicional y consideró que para el buen desarrollo de los niños es esencial la presencia de un padre y una madre en el hogar.

Otro dato que revela el estudio es que entre los más jóvenes pierde adhesión el formato de familia clásico: el 65% de los menores de 31 años entiende que para el buen desarrollo de un niño es más importante el ambiente en el que se cría el hijo que la presencia de un padre y una madre.

En este sentido, la investigación alumbra un cambio cultural que se da en la sociedad argentina y por el cual conviven distintos modelos de hogar y familia sin que exista una única opción ideal o "legítima".