Luego de conocerse que el Gobierno elimina los precios máximos en vuelos de cabotaje, Aerolíneas Argentinas aplicará desde este jueves un aumento de tarifas que promedia el 13,7% aunque en algunos casos llegará a 30%, según pudo saber ámbito.com.
Sin embargo, desde la Aerolínea confirmaron que se mantendrán los precios del año pasado a quienes saquen los pasajes con más de 10 días de anticipación. La suba ronda entre el 10% y 20% estará dirigida a aquellos pasajeros busquen pasajes sin antelación o en picos de demanda como fines de semana, feriados, cambios de quincena y vacaciones. No se descartó que haya aumentos del 30% aunque sería en "casos excepcionales".

Desde la empresa estatal que comanda Isela Costantini argumentaron esta medida en que durante el año pasado no se realizaron correcciones en los precios de los tickets. El último aumento registrado data de diciembre de 2014 "sin tener en cuenta la inflación y las paritarias de 2015", explicaron.

Este miércoles se publicó el boletín oficial un decreto que elimina los precios máxmos de los vuelos de cabotaje y da a las ahora las aerolíneas comerciales libertad para aumentar el valor de los pasajes, como lo hará Aerolíneas.

"Suprímese la determinación de las tarifas máximas para los servicios de transporte aéreo interno de pasajeros", dice el decreto 294/2016 con la firma del presidente Mauricio Macri, su jefe de gabinete, Marcos Peña, y el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich.

El Gobierno aseguró en los considerandos que la legislación vigente para el transporte aerocomercial (ley N° 19.030) determina que las tarifas se establecerán consultando los intereses de la Nación, de los usuarios y de los explotadores, con el concepto de tarifa económica retributiva correspondiente a cada ruta.

La decisión gubernamental se dio después de que la presidenta de Aerolíneas Argentinas reconociera que la empresa estatal necesita unos $ 15.000 millones para pagar sus deudas y sostener sus operaciones.

En esa línea, el decreto también sostiene que el Estado nacional debe fijar las políticas que coadyuven a compensar los desequilibrios que se adviertan, en el ámbito del transporte aerocomercial a fin de viabilizar la continuidad de las empresas prestatarias.

También sostiene la decisión que el Estado debe impulsar el fortalecimiento y desarrollo del sector aerocomercial, alentar la incorporación de nuevas empresas en el mercado, la conservación y creación de fuentes de empleo directo e indirecto a consecuencia del desarrollo de la actividad.

Y agrega que el Gobierno debe velar por la adecuada prestación de los servicios de transporte aerocomercial preservando la salud del sistema general de transporte, evitando prácticas distorsivas que tras "una efímera ventaja económica para el consumidor, se revelan posteriormente contrarias al interés general".

"Como consecuencia de lo expuesto, resulta conveniente readecuar el esquema tarifario vigente para el transporte aerocomercial y establecer solamente tarifas de referencia, suprimiendo la determinación de las tarifas máximas", dice el decreto.