La línea D de subterráneos comenzó a circular hoy pasadas las 6.30 con un servicio limitado entre las estaciones Catedral y Carranza, a raíz de una protesta de trabajadores tercerizados de empresas de seguridad privada que cortan las vías, informó la empresa Metrovías.
El piquete, que originalmente retrasó el inicio de la prestación de esa línea que corre entre las terminales de Congreso de Tucumán y Catedral, lo llevan adelante "personas que mantienen un conflicto laboral con una empresa que presta servicios de seguridad privada en distintos ámbitos de la Ciudad", indicó la concesionaria en un comunicado.

"Debido a esta irregular situación se dio inmediata intervención a la Policía Metropolitana y se realizarán las denuncias ante las autoridades",
advirtió Metrovías.

En ese marco, planteó que "es importante aclarar que cualquier controversia de carácter laboral debe ser dirimida en el ámbito correspondiente, sin tomar de rehenes a los usuarios".

"Metrovías lamenta los inconvenientes que esta situación absolutamente injustificada provoca en los miles de pasajeros que utilizan la red de Subte para trasladarse por la Ciudad", concluyó.

La sorpresiva medida la desarrollan en la estación José Hernández empleados de las empresas de seguridad Briefing, Comahue y Murata, quienes denuncian "27 despidos".