Los vigiladores privados protestaban en contra del despido de 27 compañeros, por lo que el servicio estuvo limitado entre Catedral y Ministro Carranza. El delegado Claudio Dellacarbonara no descartó nuevas medidas de fuerza.

El servicio de la línea D de subterráneos comenzó a normalizarse, luego de funcionar con limitaciones durante la mañana debido a una protesta gremial de los vigiladores privados.

"En pocos minutos el servicio va a estar normalizado", anunció el delegado Claudio Dellacarbonara y repudió los 27 despidos del sector de vigilancia.

"La empresa desconoció los derechos de los trabajadores. Si hubo un avance en las negociaciones fue porque intervino un fiscal", reconoció.