La actriz y el músico se muestran más unidos que nunca luego de las versiones que la vinculaban a ella con Benjamín Vicuña.

Natalia Oreiro no tuvo un buen 2015 tanto en lo laboral como en lo personal. La actriz se vio envuelta en un supuesto affaire con Benjamín Vicuña mientras ambos protagonizaban Entre Caníbales, la novela que pasó casi desapercibida por la pantalla de Telefe.

En paralelo al escándalo, aparecieron los audios de Pampita denunciando las infidelidades del actor chileno y Oreiro entraba en crisis con Ricardo Mollo, su marido y padre de su hijo Merlín Atahualpa, de 4 años.

Seguí leyendo más en RatingCero.com