Wendy es una labradora cachorra de una familia de Santa Fe. Cuando la propietaria de casa recibió una descarga, la mascota saltó y la tumbó para sacarla del momento crítico. Logró salvarle la vida.

Wendy, la labradora cachorra de una famialia que vive en la localidad santafesina de Firmat, salvó a su dueña embarazada de tres meses y medio de morir electrocutada.

Melina Ávalo, quien espera su primer hijo, aseguró emocionada: "Nos salvó a los dos", en referencia a Wendy, su perra de un año y medio.

La mujer describió los hechos en declaraciones radiales, según informó Rosario3.com. Contó que Wendy evitó que muriera electrocutada la noche del 20 de enero.

Como hacía mucho calor –relató– se había dado un baño en la pileta de su casa y tras secarse había colgado la bikini mojada en el tender de alambre. Al tocar el alambre sintió inmediatamente la descarga y pegó un grito pero toda su familia estaba dentro de la casa y no escuchaba. Sólo Wendy la oyó, saltó y la tumbó al suelo.

"Fue un segundo, si no fuera por ella no estaría viva ni yo ni mi bebé. Nos salvó a los dos", dijo Melina.