Fue designada por decisión del Consejo de la Magistratura. Se trata del juzgado electoral que estaba a cargo del secretario Laureano Durán, cuyo nombramiento había sido invalidado por la Corte Suprema en noviembre del año pasado.

La jueza federal de la Capital María Servini de Cubría fue designada como jueza subrogante electoral de la provincia de Buenos Aires, por decisión del Consejo de la Magistratura.

Se trata del juzgado electoral de La Plata que estaba a cargo del secretario Laureano Durán, cuyo nombramiento había sido invalidado por la Corte Suprema en noviembre del año pasado.

El representante del Poder Ejecutivo en el Consejo de la Magistratura de la Nación, Juan Mahiques, había propuesto a la conocida jueza para reemplazar a Durán.

De esta manera, por decisión de la totalidad de los miembros del Consejo, el juzgado federal N°1 de La Plata, que tenía competencia electoral, pasará provisoriamente a manos de Servini de Cubría, jueza electoral de la Capital. En tanto, fue designado Ernesto Kreplak para el área penal.

A fines del año pasado, la Corte Suprema con un fallo unánime declaró la inconstitucionalidad de una ley aprobada en 2015 conocida como ley de subrogancias.

El caso que analizó la Corte fue justamente el de Durán, quien había quedado a cargo del estratégico juzgado luego de la muerte del juez Manuel Blanco.

El Consejo primero lo eligió con el argumento de que no había jueces del mismo fuero y jurisdicción que pudieran subrogar ese cargo, y que en casos excepcionales las reglas permiten nombrar a secretarios.

Los dirigentes radicales Marcelo Uriarte y Martín Villena se presentaron en tribunales para objetarlo. Pidieron removerlo y que se declaren inconstitucionales todas las "normas y actos actuales y futuros" vinculados con las subrogancias.

El juez de primera instancia Alberto Recondo les dio la razón, pero luego la Cámara Federal repuso a Durán y dijo que la nueva ley es constitucional. Cuando el tema llegó a la Corte, los ministros le pidieron opinión a la procuradora general, Alejandra Gils Carbó, quien dijo que Durán estaba bien designado y que no había razones para expedirse sobre la nueva ley de subrogancias.

Pero la Corte sostuvo que Durán llegó a juez subrogante en base, entre otras cosas, a un reglamento que permite nombramientos sin que pasen por el Poder Ejecutivo y el Senado, y cuyo artículo séptimo el fallo de la Corte declaró inconstitucional.

El fallo que dictó en noviembre pasado la Corte dice que solo pueden ser jueces subrogantes aquellos que hayan pasado por el proceso de selección que establece la ley y sean magistrados titulares. La Corte había dispuesto que el fallo debía regir desde el 4 de febrero.