Así fue informado por la Cancillería de Suecia. Es por la aprehensión que sufrió por parte de la policía británica en la Embajada de Ecuador en Londres, donde se refugió en 2012. El fundador de Wikileaks dijo en Twitter que esperaba que las autoridades le devolvieran sus pasaportes y recuperara su libertad para viajar.
La Cancillería de Suecia dijo hoy que un organismo consultor de la ONU concluyó que el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, ha sido víctima de detención "arbitraria" por parte de la policía británica en la embajada de Ecuador en Londres, donde se refugió en 2012.

La vocera de la Cancilería sueca, Katarina Byrenius Roslund, dijo que el gobierno de Suecia vio el informe final que el Grupo de Trabajo de la ONU sobre Detenciones Arbitrarias tiene previsto publicar mañana, y agregó que el organismo concluyó que es una "detención arbitraria".

"Es una evaluación diferente a la que han hecho las autoridades suecas", dijo la vocera, sin querer hacer más comentarios.

El panel de la ONU, con sede en Ginebra, no ha revelado aún su informe y hoy reiteró que no lo hará hasta mañana, dijo el vocero de la oficina de Derechos Humanos de la ONU, said Christophe Peschoux, informó la cadena de noticias CNN.

Un dictamen favorable a Assange no será vinculante para las autoridades de Suecia y el Reino Unido, que quieren detener e interrogar a Assange, pero sería una gran victoria para el australiano fundador de WikiLeaks, de 44 años.

Analistas sostienen que el fallo podría redoblar la presión sobre la Fiscalía sueca para desistir de su intención de interrogar a Assange por denuncias de abuso sexual y sobre el gobierno británico para que dé marcha atrás con sus planes de detenerlo por haber violado su libertad bajo fianza cuando se refugió en la embajada.

Sin embargo, la Fiscalía sueca aseguró hoy que la decisión del organismo de la ONU no afectaba el caso, y la policía británica ratificó que detendrá a Assange si abandona la sede diplomática ecuatoriana en Londres, donde vive refugiado desde hace más de tres años.

Partidarios de Assange convocaron para mañana, después de la difusión del informe del panel, a una conferencia de prensa en Londres.

El fundador de WikiLeaks dijo hoy vía Twitter que esperaba que las autoridades británicas le devolvieran sus pasaportes y recuperara su libertad para viajar en caso de que el veredicto le fuera favorable.

"Si yo prevaleciera y se hallara que los actores estatales han actuado de manera ilegal, espero la devolución inmediata de mi pasaporte y el fin de nuevos intentos de arrestarme", dijo Assange en la red social antes de que Suecia adelantara los resultados del informe.

Se espera que Assange participe de la conferencia de prensa organizada por sus seguidores, ya sea en persona o -más probablemente- desde la embajada.

Un abogado sueco del equipo de Assange, Per Samuelson, dijo hoy a diario británico The Guardian, que si el Grupo de Trabajo determina que la detención es arbitraria, la única solución para la fiscalía sueca que persigue la extradición del australiano sería su "inmediata liberación" y "abandonar el caso".

En agosto de 2015, las autoridades suecas abandonaron dos de los cargos contra el activista, al haber vencido los plazos legales para llevar a cabo la investigación.

Assange pidió asilo a Quito tras haber agotado todas las vías legales en el Reino Unido, a fin de evitar su entrega a Suecia.

El programador, ciberactivista y periodista teme que Suecia lo extradite a Estados Unidos, donde hay abierto un caso de espionaje en su contra por los miles de cables diplomáticos con información sensible y clasificada del gobierno estadounidense que filtró WikiLeaks.

En septiembre de 2014, Assange llevó su caso ante la ONU por presunta "detención arbitraria". En su queja remitida a Naciones Unidas, el periodista emitió una "petición urgente de socorro" ante ese panel de expertos legales y solicitó su "opinión sobre la naturaleza arbitraria" de su detención.

En el documento entregado por Assange a la ONU, el periodista detalla sus circunstancias durante los años que ha vivido en la legación de Ecuador y en los que considera que se le ha "privado de varias libertades fundamentales", e indica que sus circunstancias constituyen una "detención arbitraria".