En la misiva el gobierno de Michele Bachelet condena los actos vandalismo cometidos por chilenos en el Monumento de las Malvinas.
Mediante un comunicado firmado por el secretario general de Gobierno chileno, Marcelo Díaz; y Jorge Burgos, ministro de Interior y Seguridad Pública, la administración de Michele Bachelet "condena enérgicamente los actos vandálicos cometidos por ciudadanos chilenos el lunes 1º de febrero, cuando viajaban para asistir a un partido de fútbol.

Los chilenos provocaron daños en el Monumento a los Caídos en Malvinas y en el mobiliario urbano del Parque Nacional a la Bandera de Rosario.

"El gobierno de Chile expresa el gobierno y al pueblo argentino su aprecio y sur espeto por el recuerdo de quienes entregaron su vida en defensa de los intereses de su patria", dice el comunicado.

"Junto con reconocer que corresponde que los autores de actos inaceptables e incomprensibles como aquéllos sean sometidos a la Justicia y reparen el daño causado, el gobierno de Chile espera que acciones de este tipo, que causan justa indignación y dolor en la República Argentina, no vuelvan a repetirse".