En medio del alerta por contagios de dengue, zika y cikungunya, los ladrones adoptaron una nueva modalidad para delinquir: simulan ser fumigadores para entrar a las viviendas y desvalijarlas. Hay denuncias en Capital Federal y el Conurbano.
Una nueva modalidad para robar vivienda fue denunciada en los últimos días por vecinos que fueron víctimas de ladrones que fingieron ser fumigadores del mosquito que trasmite el dengue. Una vez adentro de los domicilios, los delincuentes muestran sus verdaderas intenciones y roban todo lo que pueden.

Según publica el Diario Popular, los casos se vienen repitiendo en el Conurbano y la Ciudad de Buenos Aires. Los ladrones se presentan ante sus víctimas con delantales blancos, certificados truchos y hasta tubos que simulan contener insecticidas.

El licenciado en Seguridad Pública Luis Vicat explicó que ante esta nueva modalidad "la población debe estar advertida y prevenida, porque se trata de un engaño flamante, que revela la capacidad de las bandas de mutar su accionar, a tono con el acontecer de la coyuntura, como ocurre en este caso con el problema del dengue y sus derivaciones".

Y agregó: "Esta modalidad es algo absolutamente novedoso. Aquí se puede observar la noción de oportunidad de los malvivientes, como todo predador. Se manejan con la oferta y la demanda. Tienen claro que en este momento hay pánico en la población por la posibilidad de contraer dengue, y saben que también desde el Estado puede llegar alguna medida concreta. Entonces operan".

El especialista contó también que en Capital Federal hay delincuentes que "usan ploteo magnético, que colocan cuando salen a cometer los delitos y retiran apenas los perpetran".