Cuatro días después de quedar internada por un intenso dolor en el cuello, la estrella de Instagram y Snapchat falleció por un derrame cerebral.
Exitosa como modelo y estrella de las redes sociales, Katie May sorprendió a sus seguidores y familiares con su muerte a los 34 años.

La "conejita" llevaba hospitalizada desde el lunes, luego de que sintiera un intenso dolor en el cuello. La molestia resultó en un bloqueo a su arteria carótida, lo que causó el derrame cerebral que acabaría con su vida. Declaraciones realizadas a TMZ señalan que se le quitó el respirador artificial el jueves por la noche. May, quien se mantuvo en estado crítico desde su ingreso al recinto médico, moriría unas horas después en Los Angeles, rodeada de su familia y seres queridos.

Katie May
La modelo tenía una fuerte presencia en las redes sociales, con cerca de dos millones de seguidores en Instagram y el título de "Reina de Snapchat". Durante su carrera posó para decenas de sitios web y revistas, incluyendo Playboy y Sports Illustrated.
Katie deja atrás a su hija de 7 años, por lo que su familia inició una página en GoFundMe para apoyar a la pequeña y recaudar fondos para su educación. En el dominio se puede leer el mensaje: “Cualquiera que haya tenido la suerte de conocer a Katie ha sido bendecido, ella tenía un increíble corazón, mente y espíritu. Fue una luz de inspiración y guía para tantas personas en este mundo. Por favor ayúdennos donando dinero para ayudar a su hija y mejor amiga Mia".