Un mono fue capturado en Bombay, atado y encerrado en una jaula por ladrón.

Junto a otros tres o cuatro compañeros de la misma especie, el mono robaba comida y destrozaba los cojines que se vendían en una de las tiendas del lugar, desde hace seis meses.

Cuando los habitantes del barrio vieron a uno de ellos este viernes por la mañana, llamaron a un profesional para capturarlo, una operación que fue exitosa gracias a las frutas que se le ofrecieron para tenderle una trampa.

Pese a destrozar a menudo jardines, oficinas, o incluso atacar a personas que llevan consigo alimentos, los monos son respetados en India, y rara vez se los somete a este tipo de tratamiento.

Una vez en la jaula, se le quitaron las ataduras al primate y se le ofrecieron uvas. El mono las comió observando con aire desesperado a la muchedumbre que lo rodeada.

El mono será puesto en libertad en el campo, al norte de la ciudad, indicó un representante de los servicios forestales del Estado.