El temblor, de 6,4 en la escala de Richter, se produjo a una profundidad de 10 kilómetros y su epicentro se situó a 22 kilómetros al noreste de la ciudad sureña de Pingtung.
Al menos 7 personas murieron y unas 400 resultaron heridas en el sur de Taiwán por un terremoto de 6,4 grados de magnitud en la escala de Richter, informó este sábado el Servicio Nacional de Emergencias que todavía busca a decenas de personas que permanecen atrapadas entre los escombros.

La mayoría de las víctimas fatales y desaparecidos estaban en el edificio de 17 plantas Wei Kunan, el más afectado entre los 14 derrumbados o seriamente dañados en la localidad de Tainan, la más afectada por el sismo.

terremoto taiwan

El terremoto se registró a 36 kilómetros al sureste de Yujing y a 39 kilómetros al noreste de Kaohsiung, la segunda urbe en importancia de la isla, indicó la institución.

terremoto en taiwan

De acuerdo con el Servicio Geológico de Estados Unidos, un terremoto de una magnitud de 6,4 grados puede causar severos daños.

Taiwán está situada en una zona sísmica y registra frecuentes terremotos de más de cinco grados en la escala de Richter.

terremoto en taiwan

En el lugar del siniestro se alternan las escenas de alegría, como la de una mujer que presenció el rescate de su esposo, con las de angustia, como el caso de una madre que no sabía nada de sus dos hijos, graficó la agencia EFE.

"Si no les sacan, yo voy por ellos", dijo la madre a gritos, según imágenes que emitió la televisión local CTI.

Un padre de familia, apellidado Hu, recuperó las esperanzas de volver a ver a sus hijos cuando los bomberos rescataron al gato de la casa y, efectivamente, poco después fueron sacados con vida sus dos pequeños.

El panorama en Tainan es devastador, con edificios derrumbados, otros con plantas derruidas y algunos inclinados y dañados en sus cimientos, en medio de fugas de gas e interrupción de la electricidad en la zona.

El terremoto dejó 168.000 hogares sin suministro de electricidad y 40.000 sin agua, y una estación de servicio ubicada frente a un edificio inestable fue evacuada y vaciada de combustible, ante el peligro de derrumbe.

El presidente taiwanés, Ma Ying-jeou, y el primer ministro, Chang San-cheng, se trasladaron a Tainan para seguir de cerca las operaciones de rescate, y dar sus condolencias y mensajes de solidaridad a los damnificados.

Los sismólogos taiwaneses advirtieron de que aún se esperan otros seísmos de más de seis grados en la isla asiática este año, sin descartar que esto ocurra en las próximas semanas.