El especial master destacó que las negociaciones fueron intensas pero cordiales. Y advirtió que sólo dos de los seis fondos de inversión involucrados en las negociaciones aceptaron la propuesta argentina.
A través de un comunicado, el special master Daniel Pollack, aseguró que durante toda la semana se llevaron a cabo reuniones "intensas pero cordiales" entre los representantes de la Argentina y los fondos buitre. "Me siento complacido en informar que se han realizado grandes avances" indicó el mediador designado por el juez Thomas Griesa.

Pollack detalló la propuesta que la Argentina hizo llegar a los tenedores de bonos defaulteados en 2001 y que no entraron a los canjes de deuda de 2005 y 2010 y aseguró que se comunicó personalmente con el presidente Mauricio Macri y con el ministro de Hacienda y Finanzas de la Nación, Alfonso Prat Gay.

"El litigio lleva cerca de 15 años desde el default argentino de 2001, y la propuesta argentina es un paso histórico que permitirá al país volver a los mercados financieros mundiales para obtener fondos necesarios" indicó Pollack.

"Hoy hablé personalmente por teléfono con el presidente Mauricio Macri y más temprano con el ministro de Economía, Alfonso Prat Gay. Los dos respaldan con fuerza la propuesta presentada. Los dos mostraron coraje y flexibilidad en hacerse cargo del problema y lidiar con él" describió y también destacó la labor de Luis Caputo y Mario Quintana.

Acerca de los fondos buitre señaló que "trabajaron diligentemente para resolver sus diferencias con Argentina. Dos de los seis holdouts tuvieron éxito en lograrlo y firmaron una principio de acuerdo, los otros cuatro todavía no han alcanzado un acuerdo. Es mi deseo que con la continuidad de las negociaciones esas firmas también logran resolver sus diferencias y alcanzar principios de acuerdo con la Argentina".