Varios delincuentes armados le robaron su auto de alta gama a la mujer del jefe Departamental de Lanús cuando transitaba por la localidad de Villa Barceló, en el misma zona sur bonaerense, y el vehículo apareció en el barrio porteño de Pompeya, pero sin sus dos caniches que iban el asiento trasero.
El robo fue el viernes por la noche , a las 21.30 cuando la mujer del jefe de la Coordinación Departamental de Lanús, comisario mayor Edgardo Garcia, se trasladaba en su auto marca Volkswagen Vento con sus dos mascotas en el asiento trasero cuando tres delincuentes le cruzaron otro vehículo con intenciones de robo.

Inmediatamente el propio García alertó a sus colegas de la zona de Lanús para que salgan en la búsqueda del auto y las mascotas.

Los informantes contaron que cerca de la 1.30 el auto apareció abandonado en las inmediaciones de una iglesia en el barrio porteño de Pompeya, pero sin los caniches.

El hallazgo se efectuó gracias al sistema de rastreo satelital que tiene el vehículo, que fue trasladado a sede policial para realizarle los peritajes pertinentes y dar con las huellas que logren ubicar a los delincuentes. También se informó que la víctima no resultó herida.