El gigante tecnológico LG anunció que presentará su nuevo smartphone estrella, el G5, el próximo 21 de febrero en el marco de la feria Mobile World Congress (MWC) de Barcelona (España), con el objetivo de competir con los modelos de gama alta de Samsung y Apple.
La multinacional surcoreana lanzará este dispositivo -que será el sucesor del G4, su actual celular insignia- durante un evento llamado LG G5 Day, que tendrá lugar el día 21 en el Sant Jordi Club de Barcelona.

Aunque la empresa no ha revelado detalles sobre su nuevo teléfono inteligente de gama alta, los expertos en Corea del Sur han señalado que podría suponer un importante salto en la calidad en relación a su predecesor, el LG G4, que ha recibido hasta el momento una tibia acogida en el mercado.

Se espera que el nuevo modelo de LG sustituya la carcasa de cuero por el metal, en línea con las tendencias del mercado, y también podría incorporar en la parte trasera un lector de huellas dactilares y doble cámara, tecnología similar a la incorporada por Apple en sus últimos modelos.

Según su informe financiero del cuarto trimestre de 2015, LG trabaja en dos smartphones insignia para el 2016 que le permitan generar más ganancias este año. Además del G5, se espera que lance el V10, que la empresa anunció el año pasado.

El nuevo smartphone insignia de LG tendrá como principales rivales al popular iPhone 6S -a la espera de que Apple presente un nuevo modelo- y al nuevo Samsung Galaxy S7, que también se presentará en el MWC de Barcelona.

El G5 es el principal producto en el sector de la telefonía móvil con el que LG tratará de revertir su complicada situación financiera, tras un 2015 en el que sus beneficios quedaron por debajo de las expectativas del mercado e incluso cayó en pérdidas en el cuarto trimestre.