El anuncio del ministro Aranguren no sólo elevó los precios de las tarifas eléctricas sino que también las empresas que distribuyen los dispositivos de iluminación aumentaron sus precios.
Las lámparas de bajo consumo llegaron a aumentar hasta un 40 por ciento en las últimas semanas. En las cadenas de ventas de lámparas de este tipo en la Capital, una LED que podía costar alrededor de 100 pesos hace algunas semanas, hoy sale 140. Según publicó el sitio impulsobaires.com.ar, el aumento es debido al implacable guerra de precios que sostienen las diferentes firmas.

Los precios varían de acuerdo a las marcas y a los materiales con los que están fabricadas. En algunos casos las lámparas llegan desde los 119 pesos hasta los 275 pesos.
Dentro de la amplia variedad de productos que reemplazaron en los últimos tiempos a las lámparas incandescentes, se destacan las llamadas lámparas LED que deben sus siglas a Light-Emitting Diode o Diodos Emisores de Luz, en castellano.
Según los especialistas, este tipo de lámparas son los más recomendables ya que si bien su costo es alto, su consumo es ínfimo y su duración es prolongada. Para tener una idea, las LED ahorran hasta un 80 por ciento del consumo de una lámpara incandescente y llegan a durar hasta 70 mil horas (unos 8 años aproximadamente).

Los precios que se manejan en el mercado son de 119 pesos para las de 9.5 Watts (que equivalen a 60W), 125 para las de 4w (35W), 215 pesos para las de 10.7W (75W) y 225 pesos para las de 7W (50) dependiendo de los modelos y aplicaciones.
Las lámparas de bajo consumo comenzaron a hacerse populares hacia el año 2010 cuando se amagó con instaurar un aumento de precio en las tarifas eléctricas, son las que todavía dominan el mercado aunque tiene un diseño poco atractivo y poseen mercurio en el gas que las hace funcionar.