Gonzalo Martínez fue una de las grandes figuras en la goleada de River ante Quilmes por la primera fecha del certamen local. Sin embargo, todos los comentarios se los llevó el gesto de silencio que le hizo a la hinchada tras el primero de sus dos tantos.
Ante las constantes críticas por su irregular rendimiento, el ex Huracán explotó tras el gol y no tuvo mejor idea que dedicárselo a la hinchada, algo por lo que después pidió perdón.

Sin embargo, el gesto no cayó nada bien entre los hinchas y tampoco entre los relatores partidarios. Sin ir más lejos, Hernán Santarsiero, de Sintonía Monumental, estalló y condenó al mediocampista al ver su gesto.

"Ubicate, pendejo, ¿qué hacés? No vas a callar a la tribuna de River",
vociferó el hombre inmediatamente después de gritar el gol de su equipo.

Escuchá el relato completo:

River