Tantas veces criticado por su poca efectividad desde la línea de libres, Andre Drummond tuvo finalmente su esperada revancha. El jugador de los Detroit Pistons convirtió un triple para el recuerdo y se metió en la historia de la NBA.
En el encuentro ante Toronto Raptors, el pivote recuperó un balón en su propio campo y, apremiado por el reloj, lanzó un tiro casi para sacarse el balón de encima, aunque con tanta precisión que fue a parar directo al aro contrario.

NBA Drummond

Embed
Ante la sorpresa de los presentes, Drummond contribuyó así al descuento de su equipo, que sin embargo terminó cayendo por 103 a 89 ante el equipo del argentino Luis Scola.

La distancia recorrida por la pelota de Drummond fue de 21.6 metros, la más lejana desde 2007, cuando LeBron James convirtió desde 22.3.