Declararon los efectivos acusados de matar a una anciana y herir a una nena tras atropellarlas con el patrullero en el que se desplazaban a alta velocidad. Ambos dieron un relato similar y la fiscal de San Martín pidió que sigan detenidos, anticipó C5N.
El oficial Walter Lazo Quispe (23), acusado de "homicidio simple con dolo eventual y lesiones", quien manejaba el móvil, y del teniente primero Andrés Cedrón (50), que iba de acompañante, declararon este miércoles y dieron su versión de los hechos.

"No conocía la zona, por eso manejé de contramano", afirmó el policía que manejaba y mató a una anciana, además de herir a una nena tras atropellarlas con el patrullero en el que se trasladaban a contramano y chocar con un camión, en la localidad bonaerense de Villa Ballester.

Ambos efectivos dieron un relato similar de los hechos y justificaron cada una de las situaciones, anticipó C5N. "Manejé yo porque se sentía mal", explicó el conductor, quien enfatizó que "la culpa la tuvo el camionero".

policiasdeclaracion(1).avi

La fiscal de San Martín a cargo de la causa, Ana De Leo, los interrogó este martes en la clínica Fitz Roy, donde permanecen internados.

Tras escuchar el relato, De Leo pidió al juez de Garantías 1, Mariano Porto, que convierta en detención la aprehensión de los policías, lo cual se resolverá en las próximas horas.

El delito por el que se imputa a Quispe tiene una pena de 8 a 25 años de prisión, ya que se considera que el imputado debió haberse representado la gravedad del daño que podí­a ocasionar con su accionar, mientras que el otro es más leve, de hasta cinco años de cárcel.

En tanto, la fiscal ordenó que todos los peritajes que hay que realizar en la causa, como el accidentológico y de planimetría, los efectúe Gendarmería, debido a que los involucrados son policías bonaerenses.