Ante la suba del precio de la carne, no sólo los consumidores aplican distintas estrategias. También lo hacen algunos restaurantes porteños, que al momento de ofrecer sus platos tratan cada vez más de abaratar costos. Los supermercados tampoco se quedan atrás: venden productos de menor calidad.
Por la suba de precios, hay restaurantes que dicidieron utilizar productos más económicos en sus platos. Así, por ejemplo, la tradicional parrillada argentina pasó a tener menos carne y más pollo y achuras, según denunciaron algunos clientes a minutouno.com.

Embed
Algo similar ocurrió también con las picadas, donde hay cada vez menos jamón crudo y más mortadela y queso. La estrategia empezó a ser utilizada por algunos comercios tras los fuertes aumentos que se registraron en la carne desde la primera quincena de diciembre y ya fue advertida por usuarios en las redes sociales.

Embed
Si bien aclaró que no recibió denuncias similares como pudo constatar este portal, el representante legal de Consumidores Libres, Héctor Polino, se refirió a la estrategia que implementaron varios supermercados porteños. "Las denuncias que recibimos están vinculadas a los precios de la carne y más que nada a la calidad, sobre todo por tener más grasa y hueso", detalló a minutouno.com

Embed
"En algunos supermercados, hay carne a menor precio pero con más grasa y más hueso. Siempre hay distintos cortes, y para abaratar costos, aplicaron esa medida", agregó.

Embed
Polino también indicó que se observa un menor consumo de la carne en el país, aunque explicó que aún no se sabe si es por el boicot al consumo -que fue propuesto desde su asociación- o porque las personas tienen menos "capacidad de compra".