El actor pasó por la transformación más impensada y se convirtió en el doble del candidato presidencial republicano para contar su historia de una manera muy particular.
Johnny Depp se ha convertido en pirata, escritor, Don Juan y hasta en un engendro con manos de tijera, pero nunca pasó por una transformación más impresionante que cuando se puso en la piel de Donald Trump para protagonizar una parodia de documental.

Con un peinado platinado y abultado y la boca de pato, Depp interpretó al precandidato republicano a la perfección y hasta tuvo su Ivana Trump y su despacho colmado de memorabilia. El actor unió fuerzas con el canal cómico de YouTube Funny or Die y el resultado es más que colorido a juzgar por el trailer publicado esta semana:

Johnny Depp protagonizó una parodia a Donald Trump
La idea del documental surgió apenas Trump se postuló como precandidato presidencial de los Estados Unidos en 2015. Owen Burke, el director de Funny or Die desde septiembre de 2015, desarrolló el concepto de documental en todo de parodia.

"El plan era movernos rápido porque pensamos que iba a quedar fuera de carrera pronto, pero cuando extrañamente no ocurrió resultó que teníamos más tiempo", expresó Burke al sitio The New York Times. Depp grabó su parte en diciembre del año pasado y desde entonces se mantuvo el secreto.. hasta ahora.