El delantero del Barcelona envió un representante a París para obtener el chiche, de 1957. También lo quiso Cristiano Ronaldo.
Lionel Messi se dio un gran gusto, al comprar un carísimo auto Ferrari 335 S Spider Scaglietti, de 1957, en una subasta en París que llegó a los 32 millones de dólares.

La información fue dada por el multimillonario Alessandro Proto, ex propietario del vehículo, a la revista Bleacher Report.

Seguí leyendo en RatingCero.com.