A pesar de los dos títulos conseguidos, el entrenador de Boca todavía tiene una piedra en el zapato. Como DT, enfrentó a los grandes en 14 partidos y sólo ganó en tres oportunidades. Repasá sus números.
Boca cayó rotundamente ante San Lorenzo por la Supercopa Argentina en Córdoba y así sumó una nueva derrota frente a los denominados equipos grandes. Es que, a pesar de haber conseguido dos títulos el pasado semestre, todavía no puede conseguir buenos números ante Racing, Independiente, River y San Lorenzo.

Ante el Ciclón, reciente verdugo en el estadio Mario Alberto Kempes, disputó tres partidos y todos fueron victoria para los de Boedo. Frente a River, su clásico rival, jugó siete encuentro con un saldo de dos triunfos, tres empates y dos derrotas.

Por último, con Independiente sólo se vio las caras en dos oportunidades, dejando una victoria y un empate. Si continúa, el Vasco deberá limar asperezas en los próximos cruces con los equipos grandes.