La chica, de 16 años, tomó el dinero de la caja fuerte que su padre tiene en su casa de Santiago del Estero y decidió gastarlos en un conocido local bailable. Confesó el robo, pero apenas le devolvió $10 mil.
Una adolescente le robó $70 mil a su padre de la caja fuerte y decidió gastar el dinero en un reconocido boliche de Santiago del Estero.

Al detectar el faltante, el hombre decidió realizar la denuncia en la comisaría local y, a los días, su hija confesó el robo. Al parecer, la chica abrió la caja fuerte de metal que había en la casa y no tuvo mejor idea que invitar a sus amigos a bailar.

Lo cierto es que la joven, arrepentida por lo que había hecho, decidió devolverle a su papá la plata que le había sobrado: apenas unos $10 mil.