Diego Mendoza, autor del heroico gol que clasificó al Globo a la fase de grupos de la Libertadores, relató cómo vivió el accidente que sufrió el micro que trasladaba al plantel hacia al aeropuerto de Caracas.
El delantero de Huracán Diego Mendoza confió que en el momento del accidente que sufrió el plantel en Venezuela pensó que "no iba a seguir viviendo" y que al bajar del ómnibus él y sus compañeros se preguntaban "si alguno había fallecido".

"Pasamos momentos muy difíciles pero por suerte estamos mejor. Pensé 'ya está', que no iba a seguir viviendo. Fue un golpe fuerte y empezamos a caer para atrás", contó Mendoza en una entrevista telefónica con el canal TyC Sports.

El ex delantero de Estudiantes de La Plata permanece en Venezuela, junto a Patricio Toranzo y el preparador físico Pablo Santella, además de un grupo de dirigentes que se quedó para acompañarlos.

Mendoza explicó que tiene "una lastimadura en el talón", que perdió pero no tuvo lesión ósea. En sintonía con los dichos de Mendoza, Santella quiso llevar tranquilidad al sostener que tiene "una lesión en la uretra pero no hubo lesión ósea".

"Estoy mejor. La zona de la ingle era la mas comprometida y ahora tienen que hacer un tratamiento más interno que externo, con una sonda", explicó Santella a TyC Sports.

Mendoza, Santella y Toranzo, junto a los dirigentes que se quedaron en Venezuela, serían dados de alta en las próximas horas y regresarían al país.