El presidente del Frente Nacional de Inquilinos Agrupados, Gervasio Muñoz, afirmó que unas cinco millones de personas son afectadas por los aumentos en las renovaciones de alquileres, que van de un 40 a un 80 por ciento y que se dificulta alquilar por "las condiciones altísimas e ilegales que exigen las inmobiliarias".
"En la ciudad de Buenos Aires los porcentajes de aumento en las renovaciones van de 40 a 60 por ciento, en Neuquén un 70, en Rosario 70, en Río Negro estamos entre un 60 y un 80 y en Tierra del Fuego también va del 60 al 80 por ciento", dijo Muñoz a Radio Télam.

Además indicó que "no hay ningún tipo de regulación para el mercado inmobiliario por lo que estamos en una situación muy urgente, porque si no pagamos lo que nos piden tenemos que mudarnos y pagar las condiciones altísimas e ilegales que exigen las inmobiliarias".

"Es un avance que se empiece a hablar en los medios de comunicación de este problema que afecta a cinco millones de personas en todo el país sobre todo en las grandes ciudades", enfatizó.

Y agregó: "Esperemos que con esto se sensibilice el gobierno nacional, por un sector muy grande que tiene una urgencia muy importante porque es la vivienda, y nos llame al diálogo".

Embed

En esa línea, indicó que desde hace unos 15 días están pidiendo una reunión al Ejecutivo para establecer una mesa de diálogo "que convoque a las diferentes partes que estamos involucrados en el mercado de la vivienda".

"Queremos que se incluya a los inquilinos en una tarifa social del pago de servicios, porque hoy el 60 por ciento de un sueldo se destina al pago de alquiler, y si a eso le sumamos el aumento de los servicios estamos en una situación complicada", sostuvo

Muñoz detalló también "tenemos que juntarnos con el Ejecutivo para empezar a discutir la ley nacional de alquileres que ponga un poco de cordura y además que esté a la altura de las circunstancias, ya que Argentina es uno de los pocos países que no tiene la ley nacional de alquileres.