Con el aumento del 15,35% que regirá desde 1 de marzo, la jubilación mínima pasará a $ 4959, lo que arroja un incremento del 618% en comparación con los $ 690 que recibían los jubilados en el año 2008, justo antes de que comenzara a regir el sistema de actualización automática de los haberes jubilatorios.
La Ley 26.417 de Movilidad Jubilatoria, promulgada el 15 de octubre de 2008, estableció dos incrementos automáticos anuales a darse en marzo y septiembre para los haberes de los pasivos.

Siguiendo el texto de la norma, los porcentajes de subas anunciados desde marzo de 2009, a partir de la medida impulsada por el gobierno de Cristina de Kirchner, ha sido variable. Este 15,35% anunciado por Mauricio Macri es el cuarto más alto para los incrementos anunciados en marzo.


Mientras se discute la temporada de paritarias, un repaso de la evolución de la jubilación mínima y de la inflación -medida por consultoras privadas- arroja que sólo en 2014 el ajuste de las jubilaciones quedó por debajo de la suba de precios.

En los últimos cuatro años, el incremento se ubicó siempre por encima del 30%, un tope que el Gobierno de Macri quiere imponer como techo en las paritarias. Habrá que ver si para septiembre, el porcentaje complementa hasta llegar a ese 30%.

Seguí leyendo en ámbito.com.