Para el sector, la gente decidió pasar sus vacaciones fuera del país. Pero públicamente no hay autocrítica sobre los valores y servicios que brindan.
El presidente de la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (Fehgra), Roberto Brunello, aseguró que la actividad del sector cayó entre "un 30 y un 40 por ciento" en relación al año pasado.

Brunello atribuyó la merma a que "la gente" prefirió "salir del país" para vacacionar, debido a un precio del dólar que estaba "en octubre y noviembre" a "nueve pesos y centavos", además de paquetes turísticos para viajar al extranjero que podían afrontarse en "12 y 18 cuotas".

Además, consideró que la problemática hay que ponerla "en la mesa de debate" nacional, aunque confió en que "esto va a ocurrir en esta gestión nueva de Gobierno".

Brunello, consultado sobre el nivel de la caída de la actividad del sector, respondió: "Se está hablando de un 30 y un 40 por ciento menos que el año pasado".

"La temporada estival, que estamos atravesando todavía en el mes de febrero, en octubre y noviembre ya estaba decidida: ya se sabía que iba a sufrir una baja importante por un dólar de nueve pesos y centavos, además de 12 cuotas, 18 cuotas; indudablemente, la gente prefiere salir del país", concluyó.