Fernanda del Valle Prado falleció por broncoaspiración luego de que la bombita de agua que llevaba en su boca reventara mientras jugaba al carnaval con amigos en la localidad santiagueña de Nueva Esperanza.
El hecho sucedió el miércoles pasado, cuando Fernanda del Valle Prado, de tres años jugaba con sus amiguitos al carnaval. Según informaron medios locales, todo era normal, hasta que en un momento a la nena se le reventó la bombita en la boca, lo que le provocó una broncoaspiración que le obstruyó las vías respiratorias.

Según fuentes allegadas, los familiares de Fernanda arribaron de inmediato al hospital zonal, pero los esfuerzos fueron en vano ya que la bombita le había obstruido las vías respiratorias y la falta de oxígeno le provocó la broncoaspiración.

Embed
A veces productos que a la vista parecen inofensivos pueden terminar teniendo consecuencias fatales para los más chicos. Sin ir más lejos el año pasado, también en Santiago del Estero, une nena de tres años debió ser internada de urgencia tras haber ingerido purpurina.

En esa oportunidad no hubo afortunadamente consecuencias fatales, pero otras criaturas no corren con la misma suerte. En noviembre de 2014, la Legislatura de Santiago del Estero aprobó la prohibición del uso de purpurina en los establecimientos escolares de la provincia, sean de gestión pública o privada, tras la muerte de Mauro López Banegas que había aspirado ese polvo metálico en forma accidental.