Parece que el animalito quería hacerse una madriguera nueva, pero eligió una superficie que no era la correcta, y su dueña no tuvo mejor idea que grabar la escena.
Los zorros no son animales domesticables, pero Juniper es una excepción. Desde que fue adoptado no hace más que conquistar seguidores en Instagram, donde esta semana su dueña publicó un video corto de su intento por cavar una madriguera en una sábana.

Como los zorros no son domesticables a la manera de un perro (la dueña de Juniper lo aclaró varias veces en su perfil de Instagram), el animalito mantiene intactos sus instintos al punto que creyó que podría esconderse en la "nieve" que resultó ser un acolchado.

Un zorrito poco astuto quiere "cavar" en una cama

Embed

Juniper finds something cool. Volume |3

Un vídeo publicado por Juniper (@juniperfoxx) el