Los dos futbolista y el preparador físico del Globo volvieron a la Argentina en un avión sanitario de Venezuela. La aeronave aterrizó a las 15.30 en el Aeroparque Metropolitano Jorge Newbery.
Los futbolistas Patricio Toranzo y Diego Mendoza, el preparador físico Pablo Santella y el médico Pedro Di Spagna, los integrantes de la delegación de Huracán que sufrieron las consecuencias más severas del accidente protagonizado el miércoles último por el micro que los trasladaba al aeropuerto de Caracas, regresaron esta tarde al país en un avión sanitario de Venezuela.

La aeronave aterrizó a las 15.30 en el Aeroparque Metropolitano 'Jorge Newbery' y los jugadores fueron los primeros en descender por la escalinata delantera, asistidos por un grupo de colaboradores del club y de la estación aérea sobre la pista de aterrizaje.

Ambos fueron acostados en sendas camillas y subidos a una ambulancia que los transportó a una clínica porteña, donde le realizarán nuevos estudios.

Los cuatro principales damnificados fueron internados en Caracas el miércoles después de que el micro que transportaba la delegación argentina volcara sobre la ruta, en proximidades del Aeropuerto Internacional de Maiquetía, al romper su sistema de frenos y la caja de cambios.

Toranzo sufrió una grave lesión en cuatro dedos del pie izquierdo; Mendoza, heridas en el talón y tobillo derecho y el brazo izquierdo; Santella, fractura de pelvis y Di Spagna, una fisura en la cadera. Todos fueron dados de alta esta mañana en Venezuela y trasladados de manera inmediata en un avión dispuesto por el gobierno bolivariano.

Tanto Toranzo como Mendoza serán sometidos en Buenos Aires a cirugías de reconstrucción para las partes afectadas y sus respectivos períodos de rehabilitación no fueron precisados por los médicos del club.

El grueso de la delegación de Huracán regresó el jueves a la Argentina, un día después del accidente. El martes, el equipo había asegurado su clasificación a la fase de grupos de la Copa Libertadores pese a la derrota ante Caracas FC por 2-1, en la que hizo pesar su gol de visitante, logrado en tiempo de descuento por el propio Mendoza.

Como consecuencia del accidente, Huracán suspendió sus entrenamientos hasta nuevo aviso y canceló sus próximos dos partidos del Torneo Transición frente a Tigre y Aldosivi de Mar del Plata, que estaban para mañana y el martes respectivamente.