El entrenador de Boca se juega el puesto ante Atlético Tucumán y cambia la mitad del equipo que cayó por goleada ante San Lorenzo. También modifica el esquema, hace un planteo más ofensivo y pone tres delanteros.
El entrenador de Boca Juniors, Rodolfo Arruabarrena, quien pidió una oportunidad más a la dirigencia cuando le comunicaron que su ciclo estaba cumplido, decidió "meter mano" en el equipo titular con cinco cambios de cara al duelo decisivo del próximo domingo ante Atlético Tucumán, en la Bombonera.

En una práctica a puertas cerradas para la prensa, el cuestionado DT, que de no ganar el duelo de la segunda fecha del Campeonato de Primera División dejaría su cargo, decidió ensayar jugadas de pelota parada y con pechera azul se vislumbraron cinco variantes respecto al 0-4 ante San Lorenzo por la Supercopa Argentina.

En ese contexto, no estuvieron Gino Peruzzi y Jonathan Silva, los laterales-volantes del miércoles a la noche en Córdoba, los mediocampistas Marcelo Meli y Pablo Pérez, y el delantero Andrés Chávez. De ellos, solo el primero padece una lesión, una pubalgia, y por eso se encuentraba en kinesiología.

En cambio, aparecen entre los once probables titulares el colombiano Frank Fabra, Rodrigo Bentancur, Fernando Gago, Sebastián Palacios y Daniel Osvaldo, en un esquema que rotó de un 3-5-2 o 5-3-2, a un 4-3-3 mucho más ofensivo.

Así, la probable formación para enfrentar a Atlético Tucumán, el domingo desde las 19.15, sería con Agustín Orión; Daniel Díaz, Fernando Tobio y Juan Insaurralde y Frank Fabra; Rodrigo Bentancur, Andrés Cubas, Fernando Gago; Sebastián Palacios, Daniel Osvaldo y Carlos Tevez.

El jueves, tras la categórica derrota sufrida en Córdoba, el presidente de Boca, Daniel Ancelici, se reunió con Arruabarrena para comunicarle que para los dirigentes su ciclo estaba cumplido, pero el 'Vasco' aseguró que estaba fuerte para seguir y pidió una oportunidad más.

Esa chance la tendrá el entrenador el domingo, cuando juegue su primer partido oficial del año ante su gente en la Bombonera ante el ascendido Atlético Tucumán, que viene de ganarle a un equipo alternativo de Racing en la jornada inicial por 2-1, en condición de local.