El tenista austríaco Dominic Thiem se consagró campeón del torneo ATP de Buenos Aires al ganarle la final al español Nicolás Almagro por un ajustado 7-6 (2), 3-6 y 7-6 (4).
Thiem, 19º en el ranking mundial, dio la gran sorpresa al eliminar en semifinales a Rafael Nadal (5º) y este domingo jugó en gran nivel para festejar su cuarto título ante Almagro, tras dos horas y 28 minutos.

Embed
Dificilmente olvide esta semana el austríaco, ya que se dio el lujo de festejar un título que parecía destinado a una leyenda como Nadal o a Ferrer, quien ganó en Buenos Aires entre 2012 y 2014.

De a poco, Thiem, una de las mejores apariciones del último año en el circuito, ganó en confianza tras los ajustados triunfos ante el español Pablo Carreño Busta y el portugués Gastao Elías, superó con autoridad al serbio Dusan Lajovic y mostró sus credenciales ante Nadal.

En un Buenos Aires Lawn tennis colmado y esperando el pase a la final del mallorquín, Thiem batalló, levantó dos puntos para partido que tuvo Nadal y festejó un triunfo que jamás olvidará.

Hoy ante Almagro ratificó todo lo bueno que insinuó a lo largo de la semana. La soltura con la que pegó tanto de drive como de revés, la regularidad de su servicio y la tranquilidad con al que jugó en los momentos de mayor presión, le permitieron a Thiem celebrar su cuarto título. Anteriormente, el austríaco había festejado en tres torneos, todos ellos en 2015: Niza, Umag y Gstaad.

No fue la mejor semana para los argentinos, ya que ninguno logró pasar la segunda ronda: Leonardo Mayer una vez más quedó eliminado en octavos al perder con el francés Tsonga, Mónaco cayó frente a Nadal, Schwartzman frente al italiano Paolo Lorenzi, Federico Delbonis con Almagro y Renzo Olivo con Ferrer.