La vicepresidenta, Gabriela Michetti, afirmó que si desde el Gobierno se hiciera "un ajuste brutal, como dicen los -economistas- ortodoxos liberales, la gente sufriría mucho más de lo que ya tiene que sufrir". "Entonces se decidió una cosa gradual, que siempre es lo más difícil", expresó.
La vicepresidenta también reconoció que el país vive una economía "complicada", debido al aumento inflacionario y la falta de crédito internacional a una baja tasa de interés.

Seguí leyendo en ámbito.com