El presidente Mauricio Macri participó este lunes de la reunión del gabinete de ministros de la provincia de Buenos Aires y respaldó a la gobernadora del distrito, María Eugenia Vidal.
Durante el encuentro se realizó un balance de los 66 días de gobierno pero "no" se consideró el conflicto salarial con los maestros de la provincia, que el viernes rechazaron una segunda oferta de aumento, del orden de 24,1 por ciento en tres tramos, según la información difundida por la gobernación.

En medio de un fuerte dispositivo de seguridad, Macri llegó a la gobernación bonaerense minutos después de las 10, se encontró con Vidal en su despacho y luego ambos se dirigieron hasta el Salón Dorado, donde los esperaban ministros y subsecretarios del gabinete provincial.

Allí, el Presidente y la gobernadora hablaron a los funcionarios durante media hora y luego se retiraron juntos de la gobernación, sin hacer declaraciones a la prensa, para participar del relanzamiento de las obras para el Hospital General de Agudos de Esteban Echeverría.

Tras el encuentro, el secretario de Medios de la provincia, Federico Suárez, contó que el objetivo de la reunión fue "repasar los 66 días de gobierno" y que durante en ese marco se recibió "un mensaje muy positivo de parte de la gobernadora y del presidente".

"Mauricio habló mucho, nos dio un muy lindo mensaje, nos habló de lo que él confía en María Eugenia y por lo tanto en este equipo", expresó el funcionario de Vidal.

Asimismo, afirmó que el Presidente "habló de la necesidad de que trabajemos todos los días, superando la adversidad y sin frustrarnos por las cosas que no podamos resolver en cada momento, siempre pensando en que todo lo que hacemos es para resolver los problemas de la gente".

Suárez agregó que durante el encuentro Macri-Vidal "no se habló de proyectos concretos", sino que se trató de "mensajes amplios".

"No fue una mesa de trabajo punteando temas, fue una mesa de trabajo repasando una agenda que nos convoca para cuatro años", explicó. Suárez sostuvo que "el Presidente y la gobernadora han trabajado codo a codo en la solución de los conflictos. María Eugenia se siente muy acompañada y Mauricio dijo que confía muchísimo en María Eugenia y su equipo".

"El desafío es grande y es más una película que una foto, dijo el presidente. No tenemos que mirar lo que está sucediendo hoy solamente sino que tenemos que pensar que quedan cuatro años de un desafío para poner de pie la provincia y trabajar sin descanso", aseveró el funcionario.

Finalmente, consultado sobre si se abordó el reclamo salarial de los docentes provinciales, que la semana pasada rechazaron una segunda oferta salarial, Suárez dijo que "no. El tema está en la agenda de la gobernadora y estamos trabajando en eso".