Francisco Caivano, un estudiante de Ingeniería, sufrió en su departamento de Bahía Blanca el robo de dos computadoras que contenían material y documentación de sus últimos tres años de carrera.

Francisco, que vive con su hermano Juan Ignacio, ambos oriundos de Casbas, en Santiago del Estero al 600, aseguró que los delincuentes "tenían estudiados" sus movimientos.

"Siempre estamos acá, aprovecharon un lapso que no fue superior a la hora y media para entrar y llevarse los últimos 3 años de mi vida que estaban en una de las computadoras", contó en diálogo con el portal La Brújula 24.

Embed
"Lo que más bronca te da es la impotencia de saber que entran a tu casa y no pasa nada", remarcó. Y agregó: "Mis padres hacen un esfuerzo enorme para que podamos estudiar y nosotros nos levantamos todos los días temprano para hacerlo".

Embed
"Ojalá esta situación cambie porque vivimos muy desprotegidos y espero poder recuperar las cosas porque, además, tenía muchos trabajos que debo entregar en marzo", finalizó.